Alerta: Fraudes por internet

Ilustración.- La buena fe puede causarnos muchos dolores de cabeza

En las últimas semanas se han intensificado los casos de fraudes por internet en todo el mundo. Bolivia y la Iglesia boliviana, por supuesto, no están exentas de estos crímenes.

 

Uno de los "modus operandi" tiene que ver con la llegada de mails "algo raros" que dan cuenta de una donación. Generalmente originados en lugares distantes como África o Asia. Los mensaje de hermanas o hermanos que se dicen cristianos y que apelan a la buena fe de los creyentes, hablan de la muerte de un marido y un depósito millonario. Dicen, a su vez, que "ella" se encuentra en estado delicado de salud y que, a través de la oración, te han elegido como beneficiario de ese fondo, bajo la condición que se invierta en proyectos cristianos. Así comienza todo.

Luego te llegan documentos desconcertantes que pueden ser tomados como originales. Te proporcionan contactos con el Banco, etc. En la etapa de concreciones y si llegas a tomar en serio todo este trámite te solicitan dinero para trámites "muy lógicos y comprensibles" y se produce el fraude.

Algunos nombres que utilizan estas personas son: Hna. Edith Edwards, MRS. SUSAN SHABANGU, Treessy Emeh, Anna Mishack y muchos más, aunque las historias son muy parecidas.

No cuesta nada tomar sus previsiones. Ya se han concretado muchos fraudes en varios lugares del continente. Para tener un conocimiento de estos casos te remitimos a un sitio donde figuran esas denuncias.

http://www.fraudwatchers.org/forums/forumdisplay.php?f=66

Ya que se ha visto que este tipo de fraudes buscan a las personas relacionadas con la Iglesia,ayudará mucho que las personas que hubieran recibido este tipo de comunicaciones nos hagan conocer sus denuncias, de esta manera ampliamos la red de información para protegernos contra estos fraudes.

Pueden escribirnos a:
iglesiarefugiocelestial@hotmail.com

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

VERCICULO DEL DIA

 

El es quien perdona

todas tus iniquidades,
El que sana todas

tus dolencias;
El que rescata

del hoyo tu vida,
El que te corona

de favores y

misericordias;

Salmos 103:3-4